family-meeting

A la luz de nuestros eventos actuales, el caos y las interrupciones que esto ha traído, ¡sentí la necesidad de convocar una buena reunión familiar a la antigua! Había pasado un tiempo, pero teníamos muchas cosas nuevas importantes de las que hablar: nuevas situaciones laborales, cancelaciones escolares, problemas de salud y cómo nuestra familia iba a navegar estas circunstancias únicas.

Una vez que todos se reunieron en la sala, varias cosas fueron parte de esta reunión en particular:

  • Pregunté cómo les iba a todos. ¿Cómo se sentían todos, física y emocionalmente? Mi colega escribió un excelente blog sobre tomarle a su familia la “temperatura.”
  • Compartí información de CDC sobre el coronavirus, cómo se transmite, los riesgos de exposición, los síntomas de infección y las precauciones recomendadas para tomar. Mantuve un tono tranquilo y me mantuve fiel a los hechos. Les permití espacio para compartir lo que ya habían escuchado y dónde lo escucharon. Hablamos sobre qué fuentes de información eran confiables. (Si tiene adolescentes en casa, ajuste el tema en madures para sus hijos).
  • Repasé algunas nuevas rutinas y reglas familiares que estarían vigentes por un tiempo. No hay amigos en este momento. Quién es responsable de desinfectar las perillas de las puertas, manijas de los electrodomésticos, controles remotos, interruptores de luz, etc. y en qué días. Cómo es el horario de trabajo escolar. ¡Hablamos sobre cómo tendríamos más noches familiares de películas y juegos!
  • Permití espacio para preguntas y animé a todos a ser reales en cuanto de sus reacciones y sugerencias. ¡Tenían algunas ideas mucho mejores que las mías!
  • Resalté en que esto iba a pasar y aprovecharíamos la oportunidad que brindaban estos nuevos obstáculos: pasar más tiempo juntos como familia, aprender cosas nuevas e invertir tiempo en las cosas que siempre decimos que desearíamos tener. El tiempo para dedicarnos. ¡Somos un equipo y un equipo divertido!
  • Hablamos acerca de cómo “esto” no era todo acerca de nosotros y cómo necesitábamos mantener nuestros ojos abiertos para oportunidades creativas para ayudar a otras personas.
  • Recuerde: Esto abre un diálogo sobre lo que será una conversación continua.

Claro, esta reunión fue necesaria debido a un conjunto de circunstancias nuevas y únicas, pero las reuniones familiares deberían ser una parte regular de su cultura familiar. ¡Siga adelante!

Consejos generales para reuniones familiares:

  1. Manténgalas positivas y divertidas.
  2. Mantenga a todos involucrados.
  3. Que sean relevantes. (Nada peor que una reunión que se siente innecesaria).
  4. Mantenga una parte breve pero constante de su vida familiar.

Cada familia es diferente, así que sea sensible a las necesidades específicas de su familia mientras considera estas sugerencias y esté preparado para hacer los ajustes necesarios.

  • Comience con algo divertido que haga que todos hablen como una pregunta o como, “¿Qué superpoder quieres y por qué?” o “¿Qué verdura te gustaría desaparecer para siempre?” Las personas que hablan tienen más probabilidades de seguir hablando.
  • Úselos para mantener a todos en la misma página. “¿Cuál fue la mejor parte de la semana pasada para ti? ¿Qué esperas con ansias esta semana?
  • Las reuniones enfatizan la interdependencia familiar. Ayudan a la familia a comprender a cada miembro individual y ayudan a cada individuo a comprender su conexión con la familia. Deje que los miembros de la familia pongan cosas en la agenda. Déjelos liderar.
  • Este es el momento de abordar los problemas, horarios, eventos actuales e incluso las finanzas de manera adecuada. Este es el momento de celebrar las calificaciones, las victorias deportivas, los recitales y el crecimiento del carácter que está presenciando como padre. NO es un momento para avergonzar a nadie o señalar errores o problemas individuales.
  • ¡Sea creativo! Las reuniones familiares se pueden realizar en una cerna, durante un juego de mesa o de cartas, o durante un viaje en automóvil. ¡No importa qué, termine con algo de diversión!

Como la familia estaba unida en un solo lugar, aprovechamos esta oportunidad para hacer la transición de serios problemas del mundo real a un concurso de tiro de tres puntos increíblemente competitivo, muy divertido y casero, usando una olla de la cocina, una silla y algunos tacos de papel. ¡Reunión concluida!

Image from Pexels.com

Thoughts? Leave a Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *