Déjeme prepararle la escena. Estoy trabajando desde casa debido a COVID-19 y sentado en cuarentena en mi computadora tratando de elaborar un informe y cumplir con una fecha límite en una hora.

Sucede la siguiente secuencia de eventos:

  • Mi hijo de 9 años sale corriendo por el pasillo y se desliza en el piso hacia la puerta como si se deslizara hacia la segunda base. (Supongo que echa de menos el béisbol).
  • Me levanto con calma y digo: “¿Estás loco? No lo hagas más “. (50 – Agradable y de buena manera)
  • Luego, mi hijo de 11 años rompe un tazón de vidrio en la cocina.
  • Yo, realmente irritado, voy a la cocina para investigar y ayudar a limpiar el desorden. (100 – Irritado, pero soportable)
  • Entonces mi hijo de 2 años le grita a mi hijo de 4 años: “Déjame tenerlo. Es mío. ¡Déjame tenerlo!” mientras las lágrimas corren por su rostro. Por supuesto, se vuelve más y más fuerte cada vez.
  • Me puse el traje de árbitro y con mucha frustración resolví el problema. (150 – Siento que estoy en el desierto sin agua).
  • Y luego mi hija de 13 años, inocentemente, entra y me pide que configure Zoom en el iPad para poder ver un video con sus amigos.
  • Y ahora, estoy listo para volverme loco. Mi primer pensamiento, (imagínese los vasos sanguíneos brotando de mi frente, “¡Déjenme el pitido!” (212 – Punto de ebullición del agua).

He pasado de la calma, a la irritación, a la frustración, a la ira porque nadie me deja hacer mi trabajo. ¿No saben las presiones bajo las que estamos ahora?

¿No saben que, si no completo estos informes, podría ser el próximo en ser despedido o que se le reduzca su salario?

Hay 2 puertas distintas para elegir en este momento:

  • Detrás de la puerta # 1: explotar y dejar que mi hija de 13 años y todos los demás niños tengan su merecido. Eche un vistazo al blog, ¿Qué está en juego? Para obtener más información sobre qué más hay detrás de la puerta # 1.
  • Detrás de la puerta # 2: Tómese un tiempo de espere.

El tiempo de espera es una herramienta extremadamente útil que me ha ayudado con mis propios hijos. Es muy importante porque cuando llegué al punto de ebullición, mi cuerpo había sufrido literalmente una transformación química ya que la adrenalina y el cortisol ahora corrían en mi defensa. No era capaz de pensar racionalmente porque mi cerebro estaba desequilibrado en ese momento.

El tiempo de espera se vuelve vital para brindar la oportunidad de calmar literalmente sus nervios. Se puede hacer que sea realmente dramático, lo que ayuda a enfocarse en el tema y fuera de la persona.

Algunas formas creativas de tomarse un tiempo de espera y hacer que todos tomen un tiempo de espera.

  1. Levante la bandera. (Tome esto de la NFL) Cuando un equipo comete una falta. Un árbitro levanta una bandera. Luego, todos los árbitros se juntan para discutir la falta y asegurarse de que haya un acuerdo sobre las consecuencias (por ejemplo, penalización de 15 yardas). El juego no se reanuda hasta que el árbitro haya reconocido la falta y se haya administrado la consecuencia. Y luego pasa a la próxima jugada. (Los árbitros siempre están tranquilos, directos y claros cuando discuten la falta que se cometió y la penalización). Si sus hijos han cometido una falta que está a punto de hacer que explote, tenga una bandera improvisada (es decir, bandana, pañuelo, servilleta, trapo viejo) y tírelo al lugar de la falta. Y si su cónyuge está disponible, discuta la falta con ellos. A veces, el árbitro levanta la bandera y dice que no se cometió falta. A veces sus hijos no hicieron nada malo, el estrés de la vida simplemente lo afectó. No se enorgullezca demasiado de levantar su bandera y decir que no se cometió falta.
  2. Presione el botón de pausa. (Agradezca a Hal Runkel, terapeuta matrimonial y familiar y autor de ScreamFree Parenting por este punto.) Cuando hacemos una pausa, todo se congela. El tiempo se detiene. Todavía no actuamos sobre el siguiente pensamiento que se nos viene a la mente. Nos estamos dando tiempo para que la adrenalina se calme. Hal Runkel dice: “Los niños no quieren padres geniales. Quieren padres que mantengan la calma”. Presionar el botón de pausa te ayuda a mantener la calma. Haz que tu botón de pausa sea ruidoso. Puede ser un timbre como el que viene con juegos de mesa como Taboo o un pequeño juguete con silbido. Esto llama la atención sobre el hecho de que hay un problema que me hace querer explotar y tenemos que solucionar. Estos son tiempos drásticos que requieren medidas drásticas. Deje que su medida drástica esté presionando el botón de pausa.
  3. Configure un temporizador de 90 segundos. Use su teléfono, temporizador de microondas, reloj o simplemente cuente. ¿Sabías que solo nos quedamos enojados (químicamente) durante 90 segundos? Según Jill Bolte Taylor, investigadora del cerebro y autora del Viaje personal de A Brain Scientist, la ira desencadena una reacción química en el cerebro que dura 90 segundos. Después de eso, dirigimos nuestra atención a otra parte o repetimos la historia y reavivamos la ira. Está a punto de perder la cabeza a expensas de sus hijos. A menudo puede sentir cuándo eso sucede, comience la cuenta de 90 segundos. deténgase, respire profundo y ponga un cronómetro.
  4. Simplemente llame a un tiempo de espera. Forme una “T” con las manos y diga “Tiempo de espera”. No es más sencillo que eso.

Si comienza a perder el control y reconoce la necesidad de un tiempo de espera (esto pasa mucho), está bien. No todo está perdido. Tómese un tiempo de espera en el momento en que reconozca que lo necesita. Tómelo de mi experiencia: no empiece a explotar, darse cuenta de que está explotando, sepa que debe tomarse un tiempo de espera, pero como ya ha comenzado, elija seguir explotando.

Básicamente está diciendo que sé que no estoy pensando racionalmente, que mi adrenalina ha abandonado mi proceso de pensamiento y que estoy en medio de reaccionar, pero de todos modos voy a seguir en ese camino. El orgullo o la terquedad no deben interponerse en el tiempo de espera.

El mejor momento para elaborar un plan es antes de que lo necesite. Tenga una conversación con sus hijos y apropiada para sus edades. Discuta el tiempo de espera, su propósito e implementación. Entonces úselo.

No solo está protegiendo a sus hijos y a usted mismo, sino que también está modelando el autocontrol y enseñándoles cómo regular sus emociones. Y en el proceso, se ha puesto en una mejor posición para obtener los resultados que realmente desea: una familia considerada, amorosa y respetuosa entre sí. Eso supera a los platos rotos cualquier día.

Image from Pexels.com

El diario no es solo para la escuela. Puede ayudar a sus hijos en una variedad de formas personales que también pueden ayudarlo a usted como padre a entenderse mejor con sus hijos durante esta cuarentena COVID-19 si están dispuestos a compartir sus pensamientos. A veces ponen algo escrito que quizás no le digan.

Seamos honestos: incluso con la “escuela”, sus hijos probablemente necesitan algunas cosas constructivas para hacer de todos modos. Escribir un diario puede encender su imaginación, mejorar sus habilidades de escritura y cultivar la autoconciencia. ¡Además, puede ser divertido y darle algo para iniciar una conversación! Hágalo parte de su rutina diaria, tal vez lo primero que hacen después del desayuno o lo último que hacen antes de acostarse.

Entonces, dele un vistazo a la casa: ¿hay un cuaderno o libreta vacía que pueda usar? A los niños les encantan sus dispositivos electrónicos, pero solo los usaría como último recurso absoluto. Puede inventar los temas, pero trate de hacerlos lo más abiertos posible o agregue un “¿Por qué?” al final. Por supuesto, mantenga temas apropiados para la edad e intereses de su hijo. ¡A continuación hay un montón de sugerencias de temas de revistas para que piense! Pero para revisar solo algunos de los beneficios del diario para su hijo:

El diario puede:

  • Aclarar sus pensamientos y sentimientos.
  • Ayudarlos a conocerse mejor.
  • reducir su estrés
  • Darle una idea de cómo están lidiando con nuestra situación actual.

Escuela primaria

  • Lista de cosas que me hacen feliz.
  • Desearía saber más sobre …
  • ¿Qué es algo importante para mi familia?
  • ¿Cuál ha sido tu cosa favorita que aprendiste del trabajo o tarea escolar?
  • Mi parte favorita de la semana pasada fue …
  • Tres cosas de las que me gustaría hablar.
  • Si pudiera cambiar el nombre de los colores de los crayones …
  • Lo que más extraño de estar en cuarentena. Lo que menos extraño.
  • ¿Cuál es mi postre favorito y por qué?
  • Si pudiera crear una nueva criatura … [¿Describir y dibujar?]
  • Si mi perro o gato pudieran hablar, diría cosas como …
  • Me sentí orgulloso cuando
  • Cinco cosas en las que soy bueno son …
  • Si un genio me concediera tres deseos …
  • Si estuviera a cargo del clima …
  • Mis vacaciones favoritas son …

Escuela intermedia- Secundaria

  • ¿Qué pasaría si encontraras oro en tu patio?
  • ¿Qué pasaría si los animales pudieran hablar? ¿Qué preguntas te gustaría hacerles?
  • Si pudieras haber sido alguien en la historia, ¿quién hubieras sido? ¿Por qué?
  • Le enseñé a alguien cómo …
  • Solo puedes llevar a 3 personas contigo en un viaje alrededor del mundo, ¿a quién llevarías?
  • Oh, no, estoy en cuarentena y no puedo …
  • Si pudieras dar algún regalo en el mundo, ¿qué le darías y a quién?
  • La casa estaba muy tranquila, pero luego escuché …
  • Si pudieras vivir en cualquier parte del mundo, ¿dónde sería?
  • Si recibiera una suma de dinero como regalo, ¿qué harías con él?
  • ¿Alguna vez atrapaste luciérnagas? ¿Grillos? ¿Ranas? ¿Serpientes? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Cuál ha sido tu experiencia de vida más difícil o más alegre?
  • ¿Las MEJORES / PEORES formas en que la cuarentena ha afectado a mi familia?
  • Haz una lista de tus manías y escribe sobre por qué te molesta.
  • ¿Qué es algo que aprecias de tus padres? ¿Por qué?
  • Escribe sobre una ventana que se rompió o algo valioso que se perdió.
  • ¿Qué pasaría si de repente comenzara a llover espagueti y albóndigas?

Escuela Preparatoria

  • Describe la fecha especial perfecta.
  • ¿Qué es el coraje? ¿Qué es lo más valiente que has hecho?
  • Describe un héroe. Puede ser alguien que conoces o simplemente cualidades de un héroe.
  • ¿Cuál es tu actividad favorita? ¿Con quién lo haces? ¿Por qué crees que lo disfrutas?
  • Escribe sobre un buen libro que hayas leído recientemente.
  • Las mejores y peores partes de la cuarentena son …
  • ¿Qué harás de manera diferente cuando seas padre? ¿Por qué?
  • ¿Pasas demasiado tiempo con dispositivos electrónicos? ¿Por qué  o por qué no?
  • ¿Qué crees que debería haberse inventado o NO y por qué?
  • Meniona un problema mundial importante y cómo cree que deberíamos resolverlo.
  • ¿Crees que hay o alguna vez hubo vida en otro planeta?
  • ¿Cuál es el problema más importante que enfrentan los adolescentes de tu edad hoy en día?
  • ¿Alguna vez te dieron una responsabilidad que no sentías que podrías manejar?
  • Describe el mejor concierto al que hayas asistido.
  • Escribe sobre un momento en que trataste de ayudar y terminaste empeorando las cosas.
  • ¿Alguna vez rompiste una promesa importante?
  • Escribe sobre una mudanza a otra ciudad, vecindario o casa.
  • ¿Alguna vez conociste a una persona famosa? ¿Interactuaste con ellos en las redes sociales?
  • Describe un accidente de automóvil o bicicleta que hayas tenido.
  • Si pudieras pasar un día en otro país, ¿cuál elegirías? ¿Por qué?
  • Describe un momento en que superaste a alguien.
  • Escribe sobre ir a comprar ropa nueva.
  • ¿Alguna delataste a alguien o le contaste a alguien algo confidencial y te sentiste mal por eso después?
  • ¿Alguna vez tus padres te avergonzaron?
  • ¿Recuerdas alguna vez que le diste un buen consejo a alguien? ¿Cuál fue?

Image from Pexels.com

A la luz de nuestros eventos actuales, el caos y las interrupciones que esto ha traído, ¡sentí la necesidad de convocar una buena reunión familiar a la antigua! Había pasado un tiempo, pero teníamos muchas cosas nuevas importantes de las que hablar: nuevas situaciones laborales, cancelaciones escolares, problemas de salud y cómo nuestra familia iba a navegar estas circunstancias únicas.

Una vez que todos se reunieron en la sala, varias cosas fueron parte de esta reunión en particular:

  • Pregunté cómo les iba a todos. ¿Cómo se sentían todos, física y emocionalmente? Mi colega escribió un excelente blog sobre tomarle a su familia la “temperatura.”
  • Compartí información de CDC sobre el coronavirus, cómo se transmite, los riesgos de exposición, los síntomas de infección y las precauciones recomendadas para tomar. Mantuve un tono tranquilo y me mantuve fiel a los hechos. Les permití espacio para compartir lo que ya habían escuchado y dónde lo escucharon. Hablamos sobre qué fuentes de información eran confiables. (Si tiene adolescentes en casa, ajuste el tema en madures para sus hijos).
  • Repasé algunas nuevas rutinas y reglas familiares que estarían vigentes por un tiempo. No hay amigos en este momento. Quién es responsable de desinfectar las perillas de las puertas, manijas de los electrodomésticos, controles remotos, interruptores de luz, etc. y en qué días. Cómo es el horario de trabajo escolar. ¡Hablamos sobre cómo tendríamos más noches familiares de películas y juegos!
  • Permití espacio para preguntas y animé a todos a ser reales en cuanto de sus reacciones y sugerencias. ¡Tenían algunas ideas mucho mejores que las mías!
  • Resalté en que esto iba a pasar y aprovecharíamos la oportunidad que brindaban estos nuevos obstáculos: pasar más tiempo juntos como familia, aprender cosas nuevas e invertir tiempo en las cosas que siempre decimos que desearíamos tener. El tiempo para dedicarnos. ¡Somos un equipo y un equipo divertido!
  • Hablamos acerca de cómo “esto” no era todo acerca de nosotros y cómo necesitábamos mantener nuestros ojos abiertos para oportunidades creativas para ayudar a otras personas.
  • Recuerde: Esto abre un diálogo sobre lo que será una conversación continua.

Claro, esta reunión fue necesaria debido a un conjunto de circunstancias nuevas y únicas, pero las reuniones familiares deberían ser una parte regular de su cultura familiar. ¡Siga adelante!

Consejos generales para reuniones familiares:

  1. Manténgalas positivas y divertidas.
  2. Mantenga a todos involucrados.
  3. Que sean relevantes. (Nada peor que una reunión que se siente innecesaria).
  4. Mantenga una parte breve pero constante de su vida familiar.

Cada familia es diferente, así que sea sensible a las necesidades específicas de su familia mientras considera estas sugerencias y esté preparado para hacer los ajustes necesarios.

  • Comience con algo divertido que haga que todos hablen como una pregunta o como, “¿Qué superpoder quieres y por qué?” o “¿Qué verdura te gustaría desaparecer para siempre?” Las personas que hablan tienen más probabilidades de seguir hablando.
  • Úselos para mantener a todos en la misma página. “¿Cuál fue la mejor parte de la semana pasada para ti? ¿Qué esperas con ansias esta semana?
  • Las reuniones enfatizan la interdependencia familiar. Ayudan a la familia a comprender a cada miembro individual y ayudan a cada individuo a comprender su conexión con la familia. Deje que los miembros de la familia pongan cosas en la agenda. Déjelos liderar.
  • Este es el momento de abordar los problemas, horarios, eventos actuales e incluso las finanzas de manera adecuada. Este es el momento de celebrar las calificaciones, las victorias deportivas, los recitales y el crecimiento del carácter que está presenciando como padre. NO es un momento para avergonzar a nadie o señalar errores o problemas individuales.
  • ¡Sea creativo! Las reuniones familiares se pueden realizar en una cerna, durante un juego de mesa o de cartas, o durante un viaje en automóvil. ¡No importa qué, termine con algo de diversión!

Como la familia estaba unida en un solo lugar, aprovechamos esta oportunidad para hacer la transición de serios problemas del mundo real a un concurso de tiro de tres puntos increíblemente competitivo, muy divertido y casero, usando una olla de la cocina, una silla y algunos tacos de papel. ¡Reunión concluida!

Image from Pexels.com